lunes, 1 de marzo de 2010

BELLEZA


Me fue suficiente
La dicha y el privilegio
De un simple vistazo
A Tu mágica
Y a la vez
Exquisita Belleza
Para terminar enamorándome
Perdidamente de Ti
¡Oh Bienamado de mi corazón!
Las palabras terminan siendo
Inadecuadas y obsoletas
Cada vez que intento
Describirte a mi mismo
Y cuanto mucho más a otros
¡Tu singular Belleza!
Así que para consolarme
En medio de mi locura por Ti
Me siento muy en frente
De aquella flor
Dispuesta siempre a escucharme
Y explicarme sin palabras
Una y mil veces
Que es imposible describirte
Cuando siquiera puedo describir
La maravilla y la perfección
Que ella, la flor misma en si
Es capaz de producir
Delante de mis propios ojos
Y cuanto mucho más
En forma infinita
Tú, El propio Bienamado
El creador de aquella simple flor.
01/03/10.