martes, 15 de febrero de 2011

TRANCE





Mientras me adentraba
Cada vez más y más
Por aquel singular jardín
Crecía mi reverencia
En la belleza de aquella flor
Parecía ver un nuevo universo
Lleno de belleza y perfección
Hasta que finalmente
Desbordado en mi perplejidad
De manos de un Majestuoso
Un inigualable Creador
Entre en un estado de trance
Del cual jamás desperté.
15/02/11.