sábado, 5 de febrero de 2011

SOLILOQUIO




Pensaban que hablaba solo
Tachándome de loco o demente
Cuando continuamente comulgaba
Con el Creador del universo mismo
Era el sonido de la brisa 
El que permanentemente me hablaba
Era el cantar de los pájaros
Era el murmullo de los ríos
Era el contemplarte a ti
Y verme a mí en ti y viceversa
Lo que me hacía gesticular
Sin emitir palabra alguna
En medio de mi total asombro
Al perder de por sí el habla
Al ver con tanta nitidez y perfección
El rostro del Creador por doquier
A cada instante y a cada momento
En cada una de las maravillas
De la Creación en sí
Especialmente dentro de ti.
05/02/11.