jueves, 10 de marzo de 2011

EL MAESTRO




No encontré mejor manera
De llegar a recordar y elogiar
Al divino Maestro
Ahora que se ha marchado
Que vivir la vida
Tal cual como Él lo hizo
Olvidándome de mí mismo
En aras del prójimo
Y de un mundo de paz y amor
Encontrando para mi sorpresa
Su grata Presencia
Cuando me esforzaba
Simplemente por emularlo
En el brillo de tus ojos
En mi servicio hacia ti
Estimado lector.
10/03/11.