jueves, 29 de diciembre de 2011

ENAMORADO





¿Cómo no enamorarme de Ti, Bienamado Mío?
Cuando contemplo Tu semblante en el amanecer
Y tus manos me acarician suavemente las mejillas
Con la gentil y cálida brisa en el bello atardecer
Diciéndome una y tantas veces cuanto me amas
Y que decir de Tu propio aroma en aquella flor
Exquisita, infinita en sus formas y múltiples colores
Que me hacen desfallecer de asombro tantas veces
Mientras te despides de mí con la luna y las estrellas
En medio del anochecer hasta un nuevo encuentro
Al día siguiente cuando vuelvo a contemplarte
En medio de un hechizo que es la vida misma en si
Ensanchando mi corazón de amor, pasión y locura
Por ti y por nadie más, Amado Mío, Tu el Creador.
29/12/11.