miércoles, 1 de febrero de 2012

SEPARACION




Quería separar la tristeza de la alegría
Tal cual como las espinas de la rosas
Y encontrarme en la dicha permanente
A semejanza de rosas rojas sin espinas
Pero ello no me fue posible finalmente
Hasta que comprendí una gran verdad
Que no hay rosas sin espinas así como
No existe la alegría que no siga al dolor.
01/02/12.