miércoles, 22 de febrero de 2012

UN AMIGO




Buscaba a un amigo, hasta que te encontré a ti
Tropecé con tu amor, y me extravié al instante
Evanescente de mí persona,  pero lleno de vida
Dentro de ti mismo en cada uno de tus latidos
Una paradoja, una incongruencia, pero verdad.
22/02/12