sábado, 30 de enero de 2010

CAZADOR




Ahora que eres un amante
Ven, trae tu arco y flecha
Para hacerte cazador de almas
A cada corazón puro que veas
Toma tu arco y dispárale
La flecha del Bienamado
Directo al corazón mismo
Para que fluya la sangre
Del éxtasis y del amor
Convirtiendo a aquel ser
Que permanecía ignorante
En un amante más
Del propio Bienamado
Presto a Su servicio.
30/01/10.