viernes, 22 de enero de 2010

CONCIENCIA




Tomando conciencia
Sobre como el cansancio
Se había apoderado de mí
Y no pudiendo consentir
Que por la fatiga del viaje
El Amado me dejase atrás
En Su singular caminar
Abandone mi cuerpo
A su propia suerte
Entonces sereno y ligero
Proseguí mi marcha
Tras Sus huellas.
01/12/09.