viernes, 8 de enero de 2010

COMPRENSION



Inquieto por el origen
De un universo sin fin
Decidi sumergirme en ella
Cuando subitamente noté
Que mi cuerpo se detuvo
Mi mente quedó en blanco
Y mi mirada parecía perdida
Ante el asombro de aquello

Para ir paulatinamente
Recobrando la conciencia
Y finalmente aceptar
Sin reserva alguna
Que no somos nada
Ni nunca lo seremos.
20/11/09.