domingo, 31 de enero de 2010

PREMURA




El tiempo corre inexorablemente
Y nuestros días están contados
Mas sin embargo
Hay miles de almas oprimidas
Por no ver la luz del Amado
En medio de sus tristes vidas
¿Qué esperas entonces?
No hay momento que perder
Marchemos juntos ya mismo
Con el arco y la flecha
De las Buenas Nuevas del Amado
Y disparemos a todos aquellos seres
Que buscan Su luz
Allí dentro de sus corazones
Para que sangren de amor y júbilo
De felicidad y completa dicha
Libres de toda opresión
De toda angustia y dolor.
31/01/10.