miércoles, 20 de enero de 2010

LOCURA




Mientras yacía a la ribera del río
Maravillándome con la creación
En sus infinitas formas y colores
Vi como el sueño se esfumo de mí
Al haber llegado a la medianoche
Y temiendo terminar en la locura
Al no poderme liberar del éxtasis
Decidí entregar mi cerebro al río
Para dejar de pensar finalmente
Y así libre de todo pensamiento
Repose mi cabeza sobre la roca
Para dormir y no despertar más.
24/11/09