viernes, 15 de enero de 2010

DESEO




Pensé en albergar un deseo
Y pronto me vi invadido por ellas
Una tras otro ansiaba cada vez más
Hasta que un día me detuve
Y comprendí que los deseos seguirían
Uno tras otro, como el fluir del río
Aunque ya no estemos en este mundo
Ellas adquirirán formas diferentes
Atrayendo una y otra vez
A otro ignorante
Por la senda de la ilusión
Partiendo finalmente de acá
Con las manos vacías
Y sin estar satisfecho.
23/11/09.