miércoles, 20 de enero de 2010

VINO




Si deseas contemplar al Amado
Y Su santa e impoluta Ciudad
Bebe de este celestial vino
Proveniente de Su amor
El cual nunca escasea
Y podrás contemplar
Sus mágicos mundos
Sus infinitas formas y colores
Lugar donde habitaremos
A su debido tiempo
En su debido momento.
24/11/09